Essouira – El milagro

El hombre de la bicicleta verde llega a cruzar toda la región de Essouira acompañado por la brisa atlántica, con los cuentos recitados por la niña beréber que aparece y desaparece. Conociendo personas reales e irreales escuchando ritmos y músicas, aprendiendo un nuevo idioma de comunicación, el idioma del corazón de la meditación alejando de la razón, las matemáticas y occidente tirando hacia oriente en busca del tercer hombre.

Y como cuenta la leyenda y el mito. Ahora mismo el hombre de la bicicleta verde está pisando las tierras místicas de Marruecos,  donde nació el trance y el bálsamo del alma, aquí donde se instaló Bouzarktoune construyendo su templo después de que curo la cuidad de una enfermedad indeterminada. El santo Bouzarkoune junto al santo Sidi Kawi cruzaron Marruecos del siglo 16 andando, descalzos comían lo justo para sobrevivir. Salieron del este del país y cruzaron todo el desierto este y la montaña del gran Atlas hasta alcanzar las olas del atlántico. Bouzarktoune forjó su templo en este lugar que lleva su nombre mientras Sidi Kawi seguía su viaje y a 60 Km se cobijó construyendo su templo y ofreciendo su nombre a la comarca.

Por eso cada pueblo lleva el nombre de su santo. Cada año se organiza una gran fiesta de trance celebrando el misticismo de estos dos santos, allí donde entro en trance el hombre de la bicicleta verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *