Al Jadida – Lugar del poeta

El Jadida, significa la ciudad nueva, una localidad que asoma humildemente al mar atlántico, arropada en su fortaleza construida por las fuerzas portuguesas para protegerla del daño exterior que amenazaba la belleza de su alma. Aquí donde conoció el hombre de la bicicleta verde el espíritu de los fenicios y respiro su sabiduría audaz.

Cruzar la cuidad te llenaba de una sensación de plenitud, sientes su tierra fértil, acaricias su cielo azul surgido en una inmensidad prodigiosa, caminas por su historia que llenaba tus oídos con sonidos místicos, sonidos ofrecían vivir una experiencia que se vive pero no se puede contar.

Allí en la cisterna portuguesa iluminada estaba el poeta Driss Chraïb, esperando al hombre de la bicicleta verde para recitarle el alma profunda de su verso y que dice: «He aquí el paraíso en el que yo vivía antes: mar y montaña. Hace de eso toda una vida. Antes de la ciencia, antes de la civilización y la conciencia. Y tal vez volveré para morir en paz, un día…»

Y tras escuchar estos versos sentado en uno de los bastiones de esta ciudad amurallada, sentada en una de los cañones estaba la niña/o que sonriente le dijo: Ojala algún día esto sea solo un columpio por donde deslizarse, recuerda para tu próxima etapa, la paz podrá ser una buena guía en tu  camino…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *