La gran familia de Gdourt

Una de las cosas más bonitas que estoy descubriendo en este viaje, es el hecho de que toda la gente que encuentre, y de alguna manera está relacionada con Gdourt, se esmera muchísimo y se alegra un montón que este proyecto esté en marcha.

Esto es una muy bonita señal de interés y de cuidado hacia la patria de estas personas, o de sus antepasados.

Sí, porque muchos de ellos no han nacido en Gdourt, ni siquiera han estado viviendo allí, sino que sólo han pasado alguna vez.

Pero estoy sintiendo que el cariño y el afán que tienen de que ese pueblecito de un oasis en el sur de Marruecos, se dè a conocer y se mantenga en el tiempo gracias también a la intervención de gente que no es de la zona.

Y creo que esto es el hecho que más agradecen, que gente de otros lugares se interese por ese territorio.

En definitiva, estoy sintiendo muchísimo el cariño de la gente que encuentro, y esto en un viaje como el que estoy viviendo es algo impagable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *