El sueño del hombre de la bicicleta

Ayer tuve un sueño precioso, un sueño en el que sus protagonistas eran niños y niñas, muchísimas y muchísimos no llegue a contarlos, pero sí me acuerdo de las sonrisas que adornaban su rostro feliz, brillante e iluminado. Tengo aún el eco de sus voces inocentes en mi oído, voces enérgicas, dulces, llenas de esperanza y vitalidad infinita. Saltaban y bailaban entre palmeras y olivos, como mariposas, las imagines pasaban rápido por mi mente a una velocidad increíble, aun así su belleza rojiza me cautivó.

Era una llamada para mí, para compartir con ellos la alegría de vivir, para que sigan sonriendo para participar a su lado en construir el nido de la alegría  en mitad de la montaña mágica. Me levantaba de mi cama, no estaba tan despierto, ni tan dormido pero sentía la iluminación de mi alma que me arrastraba con fuerza por caminos, por senderos, por rutas…Así sin pensarlo, salí corriendo de mi habitación ,cogí la bicicleta y remonte los siete cielos y los siete mares sin parar, atravesando el paisaje y la mente humana, cogiendo flores, ramas, hojas, piedras, maderas, pinturas…Todo cabía en mi bicicleta, cuando sentía más peso y parecía que no podía, siempre sentía muchas manos pequeñas en mi espalda como un viento que suavemente aligeraba mi camino. Llegué a una cuesta dura, veía el monte y la escuela que es el nido de la alegría, cada vez sentía que estaba más cerca y más fuerte que nunca.

Cuando levanté la cabeza ya estaba en medio del pueblo rodeado de un montón de niñas y niños, danzando, vociferando, chillando. Construíamos todo lo que necesitábamos cómo si la magia hubiese llenado el pueblo.

Nunca sabré si aquello fue un sueño, un pensamiento o un susurro del Universo, la verdadera alegría es que pronto comenzaré este viaje real y mágico al mismo tiempo. Mágico ya que sigo la llamada de lo más profundo y real porque vosotros vais a ser mis testigos.

A veces el alma, nos habla en sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *